Aumenta estrés financiero en la generación Z mexicana

  • Mayor costo de vida y desempleo, causan preocupación continua.
  • Hasta 25% de los menores de 24 años planean crear una empresa, Obstáculo principal es la falta de crédito.
  • Tema financiero es considerado tabú en las relaciones de pareja.

Los mexicanos de 13 a 24 años de edad sufren mayor estrés financiero respecto a otros cohortes, por alto costo de vida y desempleo, dice Lorena Romo, vocera de Sufinc, Fintech de producto de tarjeta de crédito.

Los Z representan 20% de la población mexicana y se espera que en el 2030 conformen el 19% de la Población Económicamente Activa del país. Sin embargo “es un grupo tradicionalmente sin acceso a oportunidades de empleo y sin acceso a productos financieros como el crédito”, dice la representante de Sufinc.

Actualmente, “73% de la generación Z dice que la situación económica impide que sea más difícil ahorrar y el 75% busca maneras de obtener ingresos adicionales. Las finanzas están entre las primeras tres causas de estrés en este grupo poblacional”, dice Romo.

En general, a medida que la generación Z busca construir una base financiera, la situación económica y la inflación plantean nuevos desafíos para lograr sus objetivos económicos, lo que incide en revisar la aplicación bancaria más que las redes sociales, pensar en cómo llegar al final de la quincena con dinero suficiente, preocuparse por tener que evitar cualquier imprevisto o por no tener cómo afrontarlo mediante un fondo para emergencias son acciones cada vez más recurrentes, menciona Romo.

Entre las medidas para obtener ingresos adicionales, los Z consideran cambiar de trabajo (34%), convertir un pasatiempo en una fuente de ingresos (31%), aceptar un segundo trabajo (26%) o aceptar un trabajo que no les gusta (23%). Sin embargo, el 33% refiere considerar establecer un negocio propio, pero carece de capital para ello.

“Hasta el 25% de las actuales demandas de crédito bancario entre la generación Z son para establecer un negocio propio. Sin embargo, se trata de uno de los grupos más discriminados por la banca comercial para otorgarles un crédito porque carecen de historial crediticio”, menciona la especialista en finanzas personales.

Vale mencionar que El 35% de la generación Z afirmó haber tenido conversaciones abiertas sobre temas financieros con sus padres o tutores durante su crecimiento, más que los mileniales (26%), la generación X (23%) o los baby boomers (21%).

A pesar de haber hablado más sobre el dinero a una edad temprana, la generación Z todavía considera que hablar de dinero al principio de una relación de pareja es un tema tabú. “Durante los primeros seis meses de una nueva relación, se sienten más cómodos hablando de religión (81%), política (75%) y relaciones anteriores (71%) que de sus ingresos (69%) y deudas (60%)”, dijo Romo.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: